lunes, 19 de septiembre de 2011

Hada oscura

Algunos ya se han dado cuenta de que me gustan las hadas. En realidad no es algo que me fascine intensamente, simplemente se me ocurren ideas para ilustrar en donde, por casualidad, aparece uno de estos humanoides alados. El último dibujo de un hada que he hecho es este. Aquí abajo está el proceso de esta ilustración realizada en Photoshop.

Primer paso
: Un bosquejo rápido e impreciso de mi pensamiento. Es muy simple, pero tiene que ser lo suficientemente claro para entender qué es lo que he dibujado (y, aunque no esté claro, siempre, o casi siempre, lo acabo entendiendo).


Segundo paso
: Empiezo a definir mejor los detalles en una nueva capa, superior a la del boceto principal, para guiarme y saber por dónde dibujar.


Tercer paso: Tras haber redibujado el boceto, dejándolo lo más parecido a un dibujo normal, le aplico color en una nueva capa en modo multiplicar. Si veo que los colores no me gustan, los ajusto a mi gusto usando la ventana de niveles o de tono y saturación.


Cuarto paso:
Con el sencillo truco de Alt + click, comienzo a mejorar la ilustración. Voy perfilando los trazos, arreglando los detalles, añadiendo sombras y luces. En pocas palabras, lo voy haciendo más perfecto y bonito.

Una vez terminado, le añado el fondo y alguna iluminación extra para resaltar los colores de alguna zona. En este caso, resalté los colores de las alas.


Y para rellenar, he reservado para el final de esta entrada una ilustración que dejé a medias (lo sé, dejo muchas cosas sin acabar). A medida que iba avanzado, me iba gustando menos cómo se veía la ilustración. Considero que los colores y las texturas que le puse están bien, pero... el concepto no era muy atractivo. Por eso la abandoné...